Categories
Recomendaciones

Spa en casa: 5 ideas que querrás probar hoy mismo

Todos necesitamos una consentidita nivel celebridad en spa de lujo de vez en cuando. Obviamente, por la contingencia del coronavirus no te recomendaríamos visitar un spa en estos momentos, además de que puede representar un gasto fuerte. Pero, lo que sí podemos hacer es darte unas ideas para crear tu propio spa en casa y consentirte cómo te mereces. 

Estas ideas son súper fáciles de hacer, además de que un spa en cada podría ser una actividad muy divertida con tus roomies que ayudaría a reforzar su relación.

Así que, prepárate para una buena dosis de relajación y cuidado personal, invita a tus roomies y disfruten de una noche de wellness juntos. 

¡Siéntete libre de combinar todas las ideas en una misma sesión de spa en casa!

Rejuvenece tu cara

Las mascarillas son las mejores amigas para tu cara. Además, las puedes preparar con ingredientes que tienes en tu cocina. 

Fíjate cuáles ingredientes tienes a la mano y busca en internet una mascarilla. Por ejemplo: puedes googlear “mascarillas con yogurt” o “mascarillas con miel”. De hecho, estos 2 ingredientes son buenísimos para la piel de la cara, así que, si los tienes, encontrarás varias opciones para crear una mascarilla que te deje la piel suave y radiante. 

Las mascarillas caseras son naturales y le darán a la piel de tu cara una saludable dosis de vitaminas y minerales. Mucho mejor que las opciones que venden en las tiendas y que tienen un montón de productos químicos. 

Pule tu piel

Esta es una idea 2 en 1. Solo necesitas una piedra pómez y un cepillo de cerdas firmes. 

Cepilla toda la piel de tu cuerpo haciendo énfasis en tus piernas y brazos. El cepillado en seco con movimientos circulares aumenta el flujo sanguíneo, elimina las toxinas e incluso puede ayudar a reducir la apariencia de la celulitis.

Las piedras pómez son ideales para después del baño para quitar la piel seca y dura en los pies. Simplemente frota una de estas piedras en tus talones y en cualquier otra parte de tus pies donde puedas tener callos. Verás lo suavecitos y tersos que quedan.  

Relájate en la tina

Si en tu depa hay tina, ¡aprovéchala! Nada es más relajante que darse un largo baño de tina con agua calientita. 

Para darle ese toque de spa en casa, agrégale pétalos de flores, rodajas de cítricos y unas gotas de tu aceite esencial favorito (si no tienes, un poco de aceite de coco líquido te funcionará bien). También, ambienta el baño con velas y música suave, prepárate una jarra de agua de limón con pepino o una copita de vino blanco, y listo. ¡A disfrutar se ha dicho!

Date un masaje casero con pelotas de tenis

Ya sea que tengas por ahí algún dolor de espalda o simplemente te sientas tenso, un masajito te caerá de lujo. Si tu roomie te lo puede dar, está perfecto, pero si quieres (o tienes que) dártelo tú mismo, lo único que necesitas son un par de pelotas de tenis. 

Para un automasaje haz lo siguiente: recuéstate de espaldas sobre un par de pelotas de tenis. Muévelas hasta que queden en los lugares donde sientes dolor o tensión. Levanta tu cabeza con una almohada y mueve tu espalda rodando sobre las pelotas. 

No olvides tus ojos

Tus ojos también necesitan un poco de amor de vez en cuando. Consiéntelos con rodajas de pepino, bolsas de té verde o rodajas de papas. Cualquiera de estos ingredientes te ayudará a reducir la inflamación, al mismo tiempo de relajar toda el área de los ojos.  

Puedes combinar esta idea con una mascarilla facial y así le das una consentida a todas las áreas de tu cara al mismo tiempo. 

Como ves, no es nada difícil hacer tu propio spa en casa. Tal vez puedes elegir junto con tu roomie un día a la quincena o al mes para hacerse toda una sesión de tratamientos. Será bastante divertido y pasarán tiempo de calidad juntos. 

¿Quieres ideas de más actividades divertidas para hacer con tu roomie sin salir de casa? Checa este artículo