Categories
Cultura roomie

Sexo, pudor y roomies

Tu roomie tiene nuevo ligue y no le quita las manos de encima. Te compartimos reglas básicas de convivencia para evitar momentos incómodos.

Hiciste match con alguien en Tinder, pasan una cita maravillosa y llega el momento de llevarlo a casa a echar pasión. Pero de pronto recuerdas que tu roomie estará ahí 

La cultura del ligue se vive diferente cuando tienes que compartir techo con alguien más. Ya sea que ocupes el rol del conquistador o el del roomie al que le toca fletarse todos los romances, te ayudamos a establecer reglas de convivencia pueden ahorrarles momentos incómodos a todos: 

Pongan las cartas sobre la mesa desde un principio 

  • Las “políticas” sobre las visitas amorosas pueden llegar a ser un dealbreaker entre roomies. Por eso, desde que estás en búsqueda de tu roomie ideal es importante preguntarle qué opina al respecto. 
  • Como roomies deben estar en el mismo canal. Es horrible enterarte de la peor manera que vives con alguien homofóbico, que te reclamen porque no se siente cómodo con personas del sexo opuesto alrededor o que te armen un pancho porque tu roomie está en contra de las “relaciones prematrimoniales”. Son cosas que pasan en pleno 2020 y más vale averiguarlo desde un inicio. Así tomarás una mejor decisión acerca de con quién vas a vivir. Para ello, en Dada Room existen los filtros exclusivo para chicas, chicos y LGBT.
  • Si de antemano aclaran que tu roomie tiene [email protected] o es un “picaflor”, estarás mentalmente preparado para las visitas no anunciadas con frecuencia, aunque su ligue no viva con ustedes
  • Para el nivel de compartir piso con una pareja 24/7, te dejamos un artículo de cómo es compartir depa con una pareja y otro de la experiencia de 5 roomies que han vivido con parejas.  

Sexo y roomies: Pongan un reglamento

  • Manténganse informados acerca de si regresarán de sus viajes antes de tiempo. 
  • Asegúrense de que no haya calzones en el baño ni gente encuerada caminando por ahí en cualquier momento
  • Sean prudentes con las muestras de afecto excesivas cuando haya un tercero presente. Si se enciende el fuego, mejor llévenlo a la habitación. 
  • Si tu roomie y tú comparten la desgracia de tener paredes delgadas, establezcan qué tanto están dispuestos a tolerar. 
  • Cosas sencillas como fijar bien la cabecera de una cama, usar audífonos, poner música alta o de plano aplicar posiciones estratégicas pueden aliviar la incomodidad de los ruidos al hacer “el delicioso”. 
  • Si ya lo intentaron y el ruido es insoportable, pásale a tu roomie el dato del motel más cercano.
  • Si se vuelve visitante frecuente, explícale a tu ligue el orden del refri y la despensa para que no se coma sin querer la cena de tu roomie. 
  • Si el ligue se queda por mucho tiempo, considera que tendrás que aportar un poco más para los servicios. 

Lleguen a acuerdos y lleva la fiesta en paz con tu ligue y tu roomie. En una de esas, los tres hacen buen equipo y acaban siendo amigos y viendo series juntos. 

También te recomendamos