Categories
Noticias

¿Lavar la ropa en casa o en la lavandería?

Tu mamá ya no está para lavarte la ropa. Ya sea que decidas enfrentarte a la lavadora o llevar la ropa a la lavandería, te ayudamos a tomar una decisión para lavar la ropa, según tu estilo de vida. 

LAVAR LA ROPA EN CASA

Pros de lavar la ropa en lavadora

Chica feliz por haber lavado su ropa en casa
Estábamos buscando una foto que ejemplificara lo que es lavar la ropa en casa, pero esta nos representa lo que en verdad se siente lavar la ropa tú mismo… ¿a poco no es inspiradora?
  • Comprar una lavadora es una gran inversión.
  • Una vez que aprendes cómo usar la lavadora se vuelve sencillo. Puedes dejar la ropa lavando mientras haces ejercicio o la tarea sin problemas.
  • Tu ropa queda tal y como a ti te gusta, con tu aroma favorito y el cuidado que sólo tú puedes darle.
  • Nadie más ve tu ropa interior (admitámoslo, puede ser algo muy personal).
  • Ahorras dinerito al hacer las cosas por ti mismo y usar la lavadora como un pro. 
  • No necesitas llevar tu ropa a otro lado pues todo se queda en casa.

Contras de lavar la ropa en lavadora 

Hombre afligido por lavar la ropa en casa
Nota del editor: Cuando vayan a buscar imágenes sobre lavar la ropa en casa van a encontrar muchas cosas interesantes. Sólo aprecien esta belleza.
  • Suena obvio, pero necesitas una lavadora de ropa. Comprar una lavadora no es barato y ocupa mucho espacio en una casa o depa. 
  • Tienes que aportar dinero extra a la renta para gastos de agua y luz. 
  • Lavar la ropa tiene su chiste: separar, desmanchar, lavar, secar, doblar y guardar.
  • Toma bastante tiempo y esfuerzo, además de que tienes que hacerlo al menos una vez a la semana y comprar detergentes frecuentemente. 
  • Tienes que ocuparte también de secar la ropa, lo que implica tiempo y depender del clima para colgarla, o necesitas una secadora (que tampoco es barata y gasta luz o gas). 
  • Tienes que estar al pendiente de darle mantenimiento preventivo y correctivo a tus electrodomésticos (y estar contratando a alguien para que lo haga).

LLEVAR LA ROPA A LA LAVANDERÍA

Pros de lavar tu ropa con una lavandería

Mujer doblando la ropa después de haberla lavado
Nota del editor: ¿En serio hay fotos de señoritas doblando la ropa? Menos mal, habríamos tenido que explicarte aquí abajo que, después de lavar la ropa, estos servicios la doblan… No es una gran noticia si mandaste una prenda vergonzosa.
  • No necesitas tener una lavadora ni una secadora en el depa. Puedes vivir en un espacio pequeño sin problemas.
  • No tienes que estar comprando detergentes. 
  • Ahorras mucho tiempo que puedes usar para descansar o ver una película. 
  • Te entregan tu ropa seca y acomodada ganchos, sólo tienes que ponerla en su lugar. 
  • En muchos casos también ofrecen servicios de planchado. 
  • Tus prendas quedan perfectamente limpias. 
  • No habrá extras por agua o luz en la renta. 
  • Hay muchas lavanderías que van a domicilio y te la entregan, entonces no necesariamente tienes que llevarla.

Contras de lavar tu ropa en la lavandería

Mujer juzgando antes de lavar la ropa
Nota del editor: Me alegra que esta sea la última foto porque esta señora me hizo replantearme la idea de mandar mis trapitos sucios a la lavandería.
  • Es más caro, por el tiempo e insumos que implican.
  • Muchas lavanderías no aceptan ropa interior.
  • Si quieres servicio a domicilio implica un costo extra, y depende de tu ubicación.
  • Si el servicio a domicilio no es opción, tienes que llevar la ropa a la lavandería y recogerla. Eso implica transportarte y cargar si no tienes la lavandería muy cerca.
  • Otras personas verán tu ropa sucia (y quizás eso te puede incomodar).

En resumen: Si valoras más el tiempo que el dinero (porque trabajas mucho y ganas bien), llevar la ropa a la lavandería es para ti. Pero si prefieres ahorrar y hacer las cosas tú mismo además de que tienes acceso a una buena lavadora, lavar la ropa en casa es tu mejor opción. 

Esperamos que este artículo te haya ayudado a decidir. Y como sin importar lo que decidas tendrás que acomodar tu ropa, te recomendamos que le eches un ojo al método de Marie Kondo