Categories
Guía de Supervivencia

9 Cambios para una vida saludable que hacer con tus roomies

No importa la edad que tengas, siempre es buen momento para comenzar a tener un estilo de vida más saludable. Créenos, aunque ahorita estés en la flor de la juventud, agradecerás en unos años el haber cuidado ciertos aspectos de tu vida.

Un estilo de vida saludable se centra en tres pilares: alimentación, ejercicio y descanso. Así que aquí te platicamos sobre algunos pequeños cambios que puedes implementar para empezar a ser una persona más sana y llena de energía.  

Para que sea más fácil y divertida tu transición a un estilo de vida saludable, ¡jálate a tus roomies! Siempre es más sencillo hacer las cosas en grupo y qué mejor que lo hagas con las personas con quienes vives y compartes tu día a día.

1. Cambien sus hábitos de compra en el súper

Un estilo de vida saludable comienza con tus compras en el súper.

Cuando vayan al súper, enfóquense en los productos frescos como frutas, verduras, pollo y pescado. Olvídense de andar comprando alimentos procesados y empacados. Sabemos que algunos pueden ser muy ricos y son mucho más prácticos, pero son el camino incorrecto para una alimentación saludable. 

Este cambio es fundamental para comenzar a crear hábitos más saludables.

2. Aprendan a cocinar

Aprender a cocinar te ayudará a tener un estilo de vida más saludable y a ahorrar dinero.

Para un estilo de vida saludable, definitivamente tienen que aprender a cocinar. Si no saben preparar nada, probablemente terminarán comiendo alimentos enlatados, congelados o cualquier otra cosa que se encuentren por ahí. No tienen que convertirse en los próximos chef ganadores de un reality show, pero sí aprender lo básico para que ustedes mismos se puedas preparar alimentos saludables. 

Para que empiecen tus pininos culinarios, échale un ojo a nuestro artículo Recetas para comer saludable con poco dinero.

3. Coman frutas y verduras todos los días

Las frutas y verduras serán tus mejores amigas en tu nuevo estilo de vida. 

Así como lo lees: TODOS LOS DÍAS. Las frutas y verduras dan una gran cantidad de vitaminas, minerales, fibras, antioxidantes y otros nutrientes que son buenísimos para tu organismo. Por eso, ábreles tu corazón e inclúyelos diariamente en tus comidas.  

4. Despídanse de los refrescos y reciban las aguas de sabor

Utiliza las frutas que compres para hacer unas saludables aguas de sabor. Foto: aguaeden.es

Los refrescos son terriblemente dañinos para la salud. Cámbienlos por aguas de sabor que ustedes mismos hagan en casa. 

Para que no se les haga tan difícil, vayan eliminándolos de su dieta poco a poco. Si están súper acostumbrado a consumirlos, tampoco quieran deshacerse por completo de ellos de la noche a la mañana, pues les costará demasiado trabajo y les darán ganas de abortar la misión. Mejor vayan dando pasos pequeños, pero contundentes. 

5. Hagan ejercicio diario

El ejercicio es una de las bases para que tengas un estilo de vida más saludable.

El ejercicio es bueno no sólo para estar en forma, sino para que todo el organismo y cuerpo funcionen mejor, estar de mejor humor y tener una vida más saludable en general. 

No necesitan hacer ejercicio 2 horas al día, con que hagan unos 20 o 30 minutos alguna actividad física que les guste será suficiente para estar más sanos, fuertes y sentirse súper bien. Háganlo en pareja, es mucho más entretenido.

6. Eviten el sedentarismo

No pases todo el día en el sofá, ¡mueve tu cuerpo!

Adicional a los 20 minutos que hagan diario de ejercicio, eviten estar sentados el resto del día. 

Algunos de estos consejos seguro que los has escuchado, pero aquí te van de nuevo: usa las escaleras en lugar del elevador, camina hacia el trabajo, el súper o a cualquier otro lugar que tengas que ir en lugar de usar automóvil, no pases más de 30 minutos en el sillón sin levantarte, etc. El chiste es evitar estar sentado todo el día en el mismo lugar sin poner en movimiento tu cuerpo. Un consejo: si lo haces tú, tu roomie también lo hará.

7. Reduce el estrés

El estrés lleva a tener cansancio crónico y a no ser feliz. Trata de reducirlo con alguna actividad que te ayude a sentirte más tranquilo como yoga, meditación, baile o simplemente una buena dosis de risas con tus roomies.

8. Mejora tus hábitos de descanso

Dormir bien es súper importante para tener un estilo de vida más sano. 

Tener un buen horario para dormir te ayudará a recuperarte del día anterior y a llenarte de energía para el que sigue. 

Trata de dormir al menos siete horas al día en una habitación obscura y sin ruidos para que lo hagas sin interrupciones. No te acuestes viendo la tele o tu teléfono celular, mejor lee un libro y tómate una tacita de té caliente para conciliar más rápido el sueño. No importa si te sientes como abuelita, realmente te lo agradecerás al otro día.  

Entonces, ¿estás listo para un cambio radical en tu vida? ¿Qué cambios harías?