Categories
Recomendaciones

5 Cambios fáciles para dormir mejor

Dormir bien no tiene precio. Si tienes problemas para descansar, estos cambios son súper fáciles de hacer y te permitirán dormir mucho mejor.

Ya sea que te cueste trabajo quedarte dormido o te despiertas a las 3 am dando vueltas en tu cama, no dormir bien es horrible. 

5 Cambios fáciles que puedes hacer en tu recámara para dormir mejor

No tomar café por la noche, no mirar cualquier pantalla (celular, tableta, computadora) antes de dormir y beber tecito de hierbas son métodos probados para ayudar a dormir mejor. Pero ¿sabías que el orden y acomodo de tu cuarto pueden afectar tu descanso? Para tratar de solucionarlo, aquí te decimos 5 cambios fáciles que puedes hacer en tu recámara para que empieces a dormir mejor ya.  

#1 Ordena y elimina el estrés en tu recámara

Voltea a ver tu recámara y probablemente tengas una silla llena de ropa, bolsas y otras cosas. 

Bueno, pues los cuartos que están muy desordenados y con basura pueden hacer que la mente se sienta así también, evitando que descanse por completo cuando es la hora de dormir. 

¿La solución?

Ordena y limpia tu recámara antes de dormir, hay métodos para lograrlo en sólo 10 minutos. Puedes comprar algunas canastas o cajas padres para guardar las cosas que ya no caben en tu clóset. Si el desorden está fuera de tu vista, también lo estará de tu mente. 

#2 Cambia tu colchón

Si por ahorrar dinero terminaste usando el colchón usado de tus papás o de alguno de tus amigos, es momento de cambiarlo. 

No te juzgamos, los colchones pueden ser bastante caros, pero el tener uno que aún esté bueno y te dé suficiente comodidad es esencial para dormir bien. Busca ofertas y hazte de un súper colchón que sea irresistible dormir en él. 

¿No estás seguro si es momento de cambiar tu colchón? Lee este artículo

#3 Elimina toda la luz posible 

Fíjate bien en la luz que entra a tu recámara por la noche. ¿Tu ventana da a un poste de luz brillante?, ¿toda la noche se quedan las luces del pasillo de tu depa prendidas, o quizás tienes adentro de tu cuarto algún aparato que emite luz? Todo esto puede estarte afectando a la hora de dormir. 

La oscuridad es sagrada, no la subestimes. Así que hazte de unas buenas cortinas que bloqueen por completo la luz exterior que pueda estarse filtrando al interior de tu recámara.

También, acostúmbrate a desconectar los aparatos luminosos y apaga todas las luces del resto de tu depa. La oscuridad total te ayudará a conciliar mejor el sueño. 

#4 Deja que circule el aire fresco

Aunque dormir en un ambiente súper calientito es riquísimo, que entre el aire fresco por la noche ayuda bastante a dormir mejor. Esto es porque mantiene fresco tu cuerpo, permitiendo que se entregue mejor a los brazos de Morfeo.

Entonces, cada noche deja tu ventana abierta un poco. O, si no te agrada eso, un par de horas antes de irte a la cama deja circular el aire para que refresque un poco tu habitación. 

#5 Acomoda tu cama de acuerdo al feng shui

Aunque el feng shui pueda parecerte algo para abuelitas o señoras sin nada mejor qué hacer, la realidad es que aplicar un poco de este sistema chino en la orientación de tu cama puede tener un impacto positivo en la armonía de tu cuarto y por ende en tu descanso.   

Ya sea que creas en él o no, no hay nada de malo en intentarlo y probar algunos de los acomodos de cama que el feng shui propone. 

Este sistema recomienda tener la cama en una “posición de poder” en contra esquina de la puerta y sin que los pies queden alineados con ella (la puerta). También aconseja tener una mesita de noche de cada lado de la cama para brindar una sensación de equilibrio. 

Si te fijas, estos cambios son muy fáciles de hacer. No pierdes nada intentándolos y puedes ganar algo que no tiene precio: ¡dormir mejor!

También te recomendamos